El estacionamiento totalmente automatizado estará listo en 2020

Bosch prevé que el estacionamiento totalmente automatizado de un coche esté listo en 2020 y para ello está desarrollando la infraestructura y los componentes necesarios, como sensores de aparcamiento y sensores ultrasonidos.

Durante una presentación en la que Bosch ha mostrado el funcionamiento de algunos de sus asistentes -como el “Home Zone parking Assist” y el “Maneuver Emergency Braking”- así lo ha asegurado el responsable de prensa en España de la marca alemana, Lorenzo Jiménez.

Según ha explicado, el aparcamiento totalmente autónomo que estaría disponible en 2020 funcionaría con el sistema “Automated valet parking”, una función que permite que el vehículo aparque autónomamente, pero que requiere una infraestructura inteligente de párking, sensores a bordo de los vehículos y conectividad.

Con esta función el coche buscará la plaza de aparcamiento cuando el conductor, mediante una aplicación para el teléfono móvil, le ordene que encuentre un sitio para estacionar, y después, le pida que regrese al punto de entrega.

Bosch, junto con Daimler y Car2Go, está trabajando en un proyecto piloto en Stuttgart (Alemania) en el que aparcamiento automatizado funciona con conectividad 4G.

Además, la empresa germana está desarrollando el “Home Zone park assist”, cuya introducción en el mercado está prevista para el año 2019, una función para maniobras recurrentes de aparcamiento, como el estacionamiento en un garaje privado.

El conductor tiene que enseñarle al sistema la maniobra una vez en una simulación y luego almacenarla.

Bosch ha precisado que el asistente incluye también el acercamiento -hasta 100 metros- a la plaza de aparcamiento.

Con la frenada de emergencia en maniobras (“Maneuver Emergency Braking”), los sensores de ultrasonidos monitorizan, hasta una velocidad de 10 km/h, el entorno alrededor del vehículo, detectando los obstáculos y objetos en movimiento hasta una distancia de cuatro metros.

Si hay riesgo de colisión, avisan al conductor, y si éste no reacciona, interviene activamente mediante una frenada de emergencia.

Con el asistente de aparcamiento (Park Assist), al pasar el coche junto a un hueco de aparcamiento, un sensor de ultrasonidos ubicado en el lateral del parachoques delantero mide su tamaño para saber si tiene las medidas adecuadas y, cuando se activa el asistente, el sistema asume el control de la dirección, mientras que el conductor sólo tiene que acelerar y frenar suavemente.

También ayuda al conductor al salir del aparcamiento, maniobrando el coche a la posición correcta para poder salir “rápidamente y de forma segura”, aunque el conductor puede interrumpir la maniobra si agarra el volante, ha explicado Bosch.

Respecto a la conectividad, Bosch lanzó al mercado, en 2015, el “Remote park assist”, un sistema con el que el conductor puede aparcar el coche desde su teléfono móvil presionando y manteniendo pulsado un botón en su llave o smartphone para que el coche maniobre automáticamente en la plaza de estacionamiento previamente detectada y medida por los sensores de ultrasonidos.

La gestión activa de las plazas de aparcamiento es otra de las tecnologías de Bosch que facilita a los conductores encontrar una plaza libre gracias a los sensores de ocupación instalados en el pavimento.

En la presentación, el director económico de la fábrica de Bosch de Madrid, Tomás Millán, ha explicado que esta factoría, en la que trabajan 700 empleados (de un total de 8.700 personas que forman parte del Grupo Bosch en España), produce 200.000 sensores de seguridad pasiva al día, 75.000 sensores de aparcamiento y 250 ECUs (dispositivos de control del motor).

En los últimos dos años Bosch ha invertido en la fábrica de Madrid 30 millones de euros (17 en 2015 y 13 en 2016).

El 90 % de la producción de Bosch de Madrid se exporta, ha apuntado Millán.

 

Summary
Author Rating
1star1star1star1stargray
Aggregate Rating
no rating based on 0 votes
Brand Name
Bosch
Product Name
Bosch sensores.

Deja un comentario