El sistema de aparcamiento asistido permite estacionar el coche sin la necesidad de intervención por parte del conductor.

El sistema principalmente es una ayuda que recibe el conductor para realizar la maniobra de estacionamiento del coche sin grandes problemas.

Existen varios sistemas para aparcar de manera asistida:

- El sistema localiza un sitio donde poder aparcar el coche y visualiza la
posición del mismo, sin control del vehículo.
- Desde el display interior se indica y controla las maniobras a realizar para
aparcar al vehículo (control de la dirección).

Dependiendo del vehículo recibe un nombre u otro, los nombres más conocidos son CITY PARK (Grupo PSA) e IPA (Asistencia al aparcamiento inteligente, de TOYOTA), I-DRIVE de BMW, Park Mate (VAG), a excepción de IPA, el resto son prototipos.

ESTRUCTURA DEL SISTEMA

El vehículo dispone de sensores laterales, frontal y delantero de tipo ultrasonido.
De esta manera puede detectar cada uno de los obstáculos que rodean al coche.

Los sensores situados en la periferia del vehículo son del tipo ultrasonido,
similar a los de aparcamiento convencional.

Cada uno de los sensores emite y recibe una frecuencia aproximada de 20 kHz, que permite reconocer cualquier obstáculo próximo a él.

Estacionamiento Asistido Retrovisor

Asistente de Aparcamiento Sistema

Radar estacionamiento asistido

Sensores de aparcamiento disponible en Amazon.es

COMPONENTES BÁSICOS DE UNA SISTEMA ASISTIDO

- Sensores para reconocer 360º del vehículo.
- Pantalla multifuncional para visualizar la maniobra.
- Pulsador para activar la tarea. En algún caso es táctil.
- Asistencia electromecánica de la dirección.
- Microcámara zona trasera.

Cuando el coche circula a una velocidad por de bajo de 25 km/h, y tiene el sistema activo, controla cada uno de los espacios disponibles, y determina cual puede ser idóneo para aparcar el vehículo. En el momento en que se localiza el sitio, avisa al conductor.

En caso de tener pantalla con microcámara, se muestra la zona real donde se va estacionar el coche. Marcando la zona en verde o rojo en función de si entra o no en el estacionamiento.